Nunca Goya

No bajaremos en Goya. La hemos perdido. Los que deben bajar irán en lancha y los que deben subir, lo mismo.

Tenemos horas navegación encima, tendremos otras tantas más hasta llegar a Barranqueras.

Anuncios

Un pensamiento en “Nunca Goya

  1. Y ese bar porfiadamente, ese que por última vez apareció en barranqueras, acompaña mi porfiada insistencia de beber un buen vino blanco de mi tierra y ver tres atardeceres en Goya. Sin embargo, de pronto todo se ve desbordado, la desmesura se instala en una isla en medio de de mi cabeza, soy un náugrafo en mi propio interior. Hay un calor transformado en un envoltorio griego, con toda su perfecta geometría, parece que todos los lugares mitológicos remiten el alma a la sangre, para luego engañarla nuevamente y exiliarla al país del olvido.
    Me preparo para navegar nuevamente, pero esta vez con una extraña sensación de nostalgía, de melancolía, ese grado pequeñamente menor a la tristeza, en Goya me he enamorado tres veces, lo neceario para soltar amarras y escuchando la música los nagas frenéticos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s