Lejos de Barranqueras

Otra tormenta nos ha dejado quietos.

“Reprogramación” es una de las palabras que más he oído en estos días. Asumir la contingencia es una de las maravillosas cosas que tiene esta travesía. Aunque, a veces, eso quiera decir quedarnos quietos.

Uno de los temas de más álgido debate hasta ahora es el medioambiental.

A mí el tema de la hidrovía me afecta el cuerpo, no entiendo ni entenderé cómo un proyecto así puede caber en la cabeza de alguien.

Anuncios

Un pensamiento en “Lejos de Barranqueras

  1. Subí en un puerto imaginario, es decir, profundamente real, lleno de olores a madera y cemento bañados por agua dulce, quizás amarga; puerto fluvial de un río que cuelga del techo, que lo miro de reojo, que se me antoja fabuloso, lleno de animales híbridos que hablan un idioma indescifrable. Los pasajeros humanos de este barco camuflado dentro de un gran pez, dentro de un mito, vuelan, cantan….son seres vegetales, animales…poetas….refugiados….clandestinos….recién lo comienzo a conocer…y ya se de su condición de perdidos en el tiempo….ha sido una primera noche de navegación tranquila….sin grandes alteraciones en un bar de una esquina que por la mañana desaparece y escapa a otra lugar…otro puerto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s