El almuerzo desnudo / William Burroughs

“Estaba delante de mí mismo tratando de evitar que los ahorcase con mis dedos fantasmales… Soy un fantasma que desea lo que todos los fantasmas -un cuerpo- después del Largo Tiempo que estuve cruzando avenidas inodoras del espacio sin vida al no olor incoloro de la muerte… Es imposible respirarlo, olerlo a través de las rosadas circunvoluciones del cartílago, adornadas con lazos de mocos cristalizados, mierda temporal y filtros de sangre y de carne negra.”

“(…) Anoche me desperté porque alguien me apretaba la mano. Era mi otra mano…”

“(…) Los norteamericanos tienen un horror especial a perder el control, a dejar que las cosas sucedan a su manera sin interferencias ajenas. Les gustaría entrar en su propio estómago y digerir la comida y sacar luego la mierda a paladas”.

Anagrama, Madrid, 1997.

Resulta que este libro no fue recomendado por nadie. W.B. era un beatnik, y como tal había que leerlo. Recuerdo las charlas con Valeria Peroni, en el departamento de la Avda. Rivadavia, en Buenos Aires (habrá sido en 1997 más o menos). Creo que lo compré en esos años. Luego lo leí en un enero en Asunción, recuerdo haberlo leído en largos viajes en ómnibus. Luego, mi padre, que me vio leerlo, me contó que lo había conocido ya muy viejito, en Kansas en 1996. Odié esta versión traducida del español castizo lleno de palabras en un slang que me sacaba totalmente de contexto. Hubiera querido leerlo en idioma original, cosa que hasta hoy no me da le cuero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s