Registro

Ver el registro de tu mano en la mía. Los dedos señalan cosas: Esto aquí, aquello, allí. Y el dedo apunta, apuntala, se posa, se lanza. No hay novela posible. La trama se empequeñece, se hace mínima. Se acaba sin empezar.

Tu ojo vuelve a mirarme, con tristeza o ternura, da lo mismo.

Y sos vos, soy yo, en un momento pequeño, tan pequeño como lo que cabe en el espacio entre uña y dedo.

Una sábana denuncia lo que vendrá: un beso en un pie. Un dedo tuyo escondido en el mío.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s