El Rey León

Pucha.

Hoy supe de la partida de León ferrari y lo primero que me vino a la mente es la primera vez que vi una de sus obras. Tenía 18 años y visitábamos la casa de Yuyo Noé en Buenos Aires. Estábamos Mariana Oeyen y yo con papá de visita en Buenos Aires, que nos llevaba por todos lados como llaveros. Taxi viene taxi va.

Cuando entramos en esa casa de la calle Tacuary en San Telmo, lo primero que vimos Mariana y yo fue esa obra impactante. Colgada en el medio de esa especie de patio cubierto “La civilización occidental y cristiana”, como una verdadera bomba visual, nos pegó la cabeza y los ojos. Y sigue pegando, León. Por eso y todo lo que vino después, las lecturas de sus textos sobre Arte y política en el Rojas, las obras donadas generosamente al Museo del Barro. Por eso, y todo lo que representa este señor rotundo, gracias.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s