Paraguay V

En marzo de 1999 vivía en Buenos Aires. Era mi último año en esa ciudad.

No tenía Internet ni tele. Teléfono sí tenía. Mi mamá me contaba todo lo que estaba ocurriendo -ella lloraba- y yo sabía que en esa plaza estaban los amigos, las amigas. Veía las noticias en casa de una amiga y era terrible ver todo eso y no poder poner el cuerpo allí donde sentía que debía estar.

Fue allí que escribí lo que después fue parte del librito Tierra de Secano:

 

Antes que lejos

mejor no haber estado en ningún lado

 

La tinta juega a ser sangre

a veces

 

Mis manos deben servir al menos para esto

 

Anuncios

¿Viste cuando a tu hermana le querés mucho pero a veces le querés pegar y al minuto otra vez le querés mucho y hay momentos en que darías todo porque fuera feliz y al rato de nuevo te da una … Sigue leyendo

Tu voto:

Chechu

Compartimos dos madres. Me prestaba su tele de vez en cuando, le presté unos jeans que me rompió. Nunca comí papa fritas (al horno ¿?) tan ricas.  

Tu voto: