Paraguay V

En marzo de 1999 vivía en Buenos Aires. Era mi último año en esa ciudad.

No tenía Internet ni tele. Teléfono sí tenía. Mi mamá me contaba todo lo que estaba ocurriendo -ella lloraba- y yo sabía que en esa plaza estaban los amigos, las amigas. Veía las noticias en casa de una amiga y era terrible ver todo eso y no poder poner el cuerpo allí donde sentía que debía estar.

Fue allí que escribí lo que después fue parte del librito Tierra de Secano:

 

Antes que lejos

mejor no haber estado en ningún lado

 

La tinta juega a ser sangre

a veces

 

Mis manos deben servir al menos para esto

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s